[company_name_branding] familas tipográficas

Familas tipográficas o cómo elegir el tipo de letra

Tener que escoger la tipografía para el logotipo de tu empresa es una tarea siempre complicada. Hay millones de familias tipográficas y no crean que todas quedan bien para lo mismo. A parte de esto, cada clase de tipografía tiene sus propias connotaciones subjetivas que añaden un valor emocional a la imagen corporativa de la empresa.


Por eso, desde Rótulos Innova, queremos ayudarte si te encuentras en esta situación o si has decidido renovar la imagen de marca de tu empresa u organización. Ten en cuenta que lo primero que tienes que hacer es decidir a qué público te vas a dirigir. No utiliza la misma tipografía un supermercado, por ejemplo, que un bufete de abogados. ¿Sabrías decir cuál utiliza una tipografía orientada al clasicismo? Por supuesto que los abogados. 


Así que, he aquí todas las familias de fuentes que existen (la clasificación más extendida, por supuesto):


  • Serif: La típica de los institutos. “A Times New Roman tamaño 12”. Era la frase más escuchada cuando se encargaba un trabajo. Estas tipografías se caracterizan por tener pequeños “pies” denominados técnicamente “serifas”. De ahí el nombre. Son utilizadas para la mayor parte de los periódicos, de ahí que hayan adquirido una connotación clásica. Son muy elegantes, debido a la gran personalidad que transmiten. Se utilizan para empresas u organizaciones que tienen que transmitir una gran seriedad a sus clientes. Firmas de gran prestigio como Zara o Mango la utilizan en sus logos.
  • Romana antigua: Los ángulos de las serifas son agudos.
  • Romana Moderna: Los ángulos de las serifas son rectos.
  • Egipcia: Las serifas acaban en ángulos rectos pero sus conexiones con el palo de la letra son redondeadas.
  • Sans Serif, o sin serifa. También llamadas 'de palo seco'. Con ángulos rectos, estas se utilizan en gran formato (grandes medidas) por su alto nivel de impacto y legibilidad. Se orientan a un público joven: Facebook y Twitter, son buenos ejemplos. Aunque las podemos obervar en muchísimas aplicaciones gráficas, porque son tipografías neutras. Helvética, considerada la mejor tipografía de todos los tiempos, pertenece a esta familia. Aunque también se utilizan en titulares de periódicos, que están impresos a un tamaño mayor.
  • Display: Tipografías gruesas y hechas para titulares. Gracias a su anchura conceden un gran impacto. El problema de estas tipografías es que son poco legibles en pequeño tamaño, ya que el alto nivel de grosor hace que el color de la tipografía no permita distinguir bien los huecos de las letras. Sifonn o Breve son buenos ejemplos tipográficos.
  • Script. Muchos tipógrafos las califican como las más estilosas, pero el problema es la legibilidad. Éstas fuentes se caracterizan por clásicos rizos en las terminaciones de las letras imitando a la letra manual antigua. En algunas ocasiones, también son denominadas “handwritten” o “escritas a mano”, por la imitación que hacen de sus trazos. Son consideradas tipografías elegantes y de por sí pueden crear composiciones
  • Monospaced. Todos los caracteres tienen la misma medida. Da igual que sea una W o una I. Este tipo de tipografía se utiliza en señalética cuando tienes que adecuar el caracter al espacio en donde va a aparecer. También suele aparecer en formularios de las administraciones o en lenguaje HTML. Da apariencia tecnológica. IBM la lleva en su logotipo.
Así que, ahora ya sabes. Si quieres elegir una tipografía para tu logotipo, dependerá en gran medida de qué imagen quieras transmitir y a qué público transmitirlo. De las aplicaciones gráficas y de renovar todos los rótulos y vinilos de tu negocio, ya nos encargamos nosotros. Nuestra gran experiencia en el sector garantiza nuestro resultado.
0 0
Feed