[company_name_branding] tipos de impresión

Los distintos tipos de impresión que existen

La imprenta es uno de los mayores avances de la historia de la humanidad. La capacidad de distribuir textos a gente común supuso una revolución para millones de personas que podían acceder así a ideas que de otra forma no hubiera sido posible.


Pero desde que Gutemberg la inventara hasta llegar a las modernas técnicas de impresión ha habido un sinfín de innovaciones técnicas.

Aún esto, hoy en día existen distintos tipos de impresión dependiendo del trabajo que queremos realizar. Por eso, hemos querido contarte, a través de este post, cuáles son estas fórmulas de impresión:


  1. Impresión digital: El funcionamiento es sencillo: una máquina expulsa un chorro de tinta sobre una superficie. Este mecanismo es el que rige en las impresoras que tenemos en casa habitualmente. Su gran versatilidad, permite, desde la impresión de textos a grandes imágenes digitales. Además, al no tener que utilizar placas para la impresión como es el caso de los mecanismos offset y flexografía, se convierte en la más económica.
  2. Impresión offset: Este tipo de impresión funciona de la siguiente manera: en una placa de aluminio se vierte la tinta formado la imagen o el texto. Tras esto, un rodillo de goma recorre esta placa para trasladar la tinta por su circunferencia, para, al finalizar, recorrer la superficie del papel dejando la tinta impresa. Es la técnica más utilizada a la hora de fabricar carteles, periódicos, etc. Si hay varios colores, se utiliza una plancha de aluminio para cada color. La superposición de las tintas harán los colores necesitados.
  3. Flexografía: Son las imágenes y textos que vemos en las cajas de embalaje, por ejemplo. Se hacen a través de esta técnica. Aunque parecida a la impresión offset, ésta funciona con placas de caucho, que son más flexibles y permiten imprimar la tinta sobre superficies irregulares.
  4. Impresión tipográfica: La impresión original de Guttemberg. Funciona colocando tipos móviles en orden en un marco. Más tarde, se moja de tinta con un rodillo y se coloca una hoja de papel encima. La presión de otro rodillo, hará que los pequeños sellos dejen la tinta sobre la superficie de papel. Por pura física, los tipos tendrán que estar colocados como si los miráramos a través de un espejo. Son una especie de múltiples ‘sellos’, cada uno es una letra. También se pueden realizar grabados.
  5. Huecograbado: En esta técnica, las planchas de metal vuelven a estar presentes. En estas, se hacen pequeños huecos que se rellenan con tinta. Así, cuando se presiona la plancha sobre la superficie, la tinta que hay en los huecos queda fijada a la superficie.
  6. Serigrafía: Una malla con tinta se presiona sobre la superficie que queremos que consiga la imagen. La malla, dejará pasar la tinta a través de ella en las zonas que queramos. Las aberturas de esta malla será el dibujo que obtendremos.
0 0
Feed